Blog de orientación profesional ¿Cuáles son tus puntos fuertes y tus puntos débiles?

"¿Cuáles son tus puntos fuertes y tus puntos débiles?" es una de las preguntas que seguro que has oído en una entrevista laboral o, como mínimo, habrás oído hablar cuando te preparabas para este gran día.

Las personas que reclutan a personal hacen esta pregunta para evaluar tu nivel de autoconocimiento y tu honestidad de cara a identificar las áreas de mejora; por tanto, es muy importante saber con anterioridad qué contestarás. De esta forma, evitarás dar una respuesta demasiado corta o pasarte de sinceridad. Para que puedas preparar la mejor respuesta, te damos los siguientes consejos:

Para tus puntos fuertes

  1. Enmarca la respuesta en las necesidades del trabajo que postulas. Si la oferta laboral indicaba una serie de competencias o funciones, intenta que tu mejor calidad sea útil para el trabajo que deberías realizar en la empresa. Por ejemplo, si el trabajo requiere realizar charlas con alumnos de secundaria, convendría que hicieras resaltar tu competencia comunicativa o las habilidades sociales.
  2. Indica dónde has desarrollado la competencia. Cuando te hagan esta pregunta, no te limites a enumerar tus virtudes, es imprescindible que identifiques dónde has desarrollado las competencias y ofrezcas una justificación. Para justificar una competencia, puedes apoyarte en otras experiencias laborales, en tu recorrido académico o, incluso, en actividades que realices en el tiempo libre (como un deporte o una disciplina artística). Como ejemplo, la competencia «constancia» puede justificarse de las siguientes formas:
    • Me considero una persona constante; en los últimos seis años me he dedicado a la danza clásica en el tiempo libre y he aprendido a superar mis limitaciones y perseverar, hasta el punto de haber logrado superar el examen de nivel avanzado.
    • Me considero una persona constante; en mi anterior trabajo como desarrolladora de páginas web tuve que trabajar conjuntamente con los clientes y adaptar mis propuestas tantas veces como fuera necesario para satisfacer las expectativas y cumplir los estándares de calidad.

Para tus puntos débiles

  1. Selecciona un punto débil que no afecte a las tareas del trabajo que postulas. Si la oferta laboral es, por ejemplo, para un trabajo de oficina, no es ningún inconveniente en que tu punto débil sea que te cuesta trabajar en solitario, porque valoras el sentimiento de equipo. Sin embargo, si la posición requiere teletrabajo o trabajar en un despacho individual, no será un buen defecto a exponer.
  2. Selecciona un punto débil en el que ya trabajes para mejorarlo. Si tu punto débil es, por ejemplo, que te cuesta hablar en público, puedes explicar cómo has superado ese miedo en ocasiones anteriores. Por ejemplo, si has realizado exposiciones orales durante la carrera, si has preparado tus discursos y practicado, si has realizado algún curso de oratoria… Es posible que todo esto haya ayudado para que puedas enfrentarte a ellos y será importante que quede claro que, pese a la dificultad, puedes superar el defecto.

Si tienes dudas para identificar tus competencias o quieres preparar esta y más preguntas de la entrevista laboral, ¡pídenos una sesión de orientación!

¡Te esperamos!

Informació sobre l'autor