Blog de orientación profesional ¿Aun no lo tienes claro? Necesitas un objetivo profesional

Muchos de nosotros comenzamos nuestra trayectoria formativa y laboral sin tener un objetivo profesional concreto; después, una vez finalizados los estudios, accedemos al mercado laboral y nos damos cuenta que aquello no era realmente a lo que nos queríamos dedicar.

Pues bien, para evitar que esto pase, es muy importante que determinemos cual será nuestro objetivo, ya que nos servirá para encontrar la profesión que mejor se adapte a nuestros intereses y aptitudes. Se trata de definir «¿Qué queremos conseguir?» o «¿qué queremos ser?»; y de saber «¿qué podemos ofrecer?», respecto a nuestra formación, experiencia, aptitudes y actitudes.

Tener un propósito claro y definido hará que nuestras probabilidades de éxito sean más altas y que podamos tener más oportunidades. Ahora, llegados a este punto, nos queda saber cómo podemos definir nuestro objetivo. Para hacerlo, es necesario trabajar diversos aspectos: 

  • El autoconocimiento. Hemos de reflexionar sobre qué nos gusta, pensando en nuestros objetivos profesionales, y qué nos motiva, así como descubrir qué sabemos hacer a partir de nuestra formación, experiencia, aptitudes y actitudes. También es importante pensar en cuales son nuestros valores, cómo somos y qué nos hace estar satisfechos.  
  • Analizar y conocer el mercado de trabajo. En función de los puestos de trabajo que más te atraen y se adaptan a nuestras características, nos tenemos que informar sobre la empleabilidad y las salidas profesionales de éstos en nuestra zona, así como sobre los requisitos necesarios para optar a ellos.  
  • Tomar decisiones. Una vez analizados los puntos anteriores, es necesario hacer una concreción de objetivos a corto, medio y largo plazo, teniendo en cuenta el autoconocimiento realizado y el puesto de trabajo que más se adapte a nuestros intereses. 

Hay que tener presente que el objetivo profesional es dinámico, puede cambiar o adaptarse a medida que cambien nuestras motivaciones o el mercado laboral. También es importante que sea realista y que esté adaptado a nuestras características personales y profesionales. 

Una vez identificado nuestro objetivo,  podremos empezar el proceso de búsqueda de empleo o a formarnos para poderlo alcanzar. Después, esto podrá plasmarse en el currículo y será útil de cara a la entrevista, cuando seremos más conscientes de todo lo que podemos ofrecer a las empresas y, en consecuencia, nos podremos vender mejor. 

¿Te echamos una mano? Descarga este documento y empieza a definir tu futuro: 

Dinámicas de definición del objetivo profesional