Esta web utiliza galletas para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de dichas galletas y la aceptación de nuestra política de galletas.

Empresas Proyecto para construir y monitorizar los primeros edificios plurifamiliares con calificación energética 'A' en las Islas Baleares Los doctores Joan Muñoz y Bartomeu Alorda trabajan en un proyecto coordinado por el IBAVI y financiado por la Comisión Europea

Según la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, los edificios consumen el 40% de energía en la UE. En el caso de las Islas Baleares, los datos son más significativos. Los edificios contaminan más que todo el transporte considerado en su conjunto (barcos, aviones, coches, camiones, etc.).

La Directiva 2010/31/UE recoge los requisitos mínimos que deben cumplirse, tanto para edificios de nueva construcción, como para aquellos edificios existentes que sean objeto de reformas importantes. Con ello se pretende que, a finales de 2020 (2018 en el caso de los edificios públicos) todos los edificios de nueva construcción sean edificios de consumo de energía casi nulos (también conocidos como NZEB: Nearly Zero Energy Buildings), lo que se traduce en un nivel de eficiencia energética muy elevado y un consumo de energía prácticamente nulo y procedente de fuentes renovables. La Unión Europea también ha fijado siete objetivos para el año 2020 siendo uno de ellos, reducir un 20% el consumo de energía total.

En el marco de esta temática, la Comisión Europea ha aprobado el proyecto LIFE Reusing Posidonia, coordinado por el Instituto Balear de la Vivienda (IBAVI), en el marco del Programa europeo Life+ que contribuye al desarrollo sostenible y a la integración de aspectos medioambientales. Este proyecto tiene como objetivo construir y monitorizar 14 viviendas de protección pública en Sant Ferran (Formentera), generando un prototipo que disminuya la vulnerabilidad de los entornos humanos al cambio climático mediante el establecimiento de medidas que reduzcan el CO2 en un 50%.

El Dr. Joan Muñoz Gomila, miembro del grupo Construcciones Arquitectónicas e Ingeniería de la Edificación y el Dr. Bartomeu Alorda Ladaria, miembro del grupo Grupo de Sistemas Electrónicos del Departamento de Física de la UIB tendrán un papel fundamental en el LIFE Reusing Posidonia. Se encargarán de llevar a cabo los ensayos para garantizar las propiedades y las características de los materiales y monitorizar el prototipo a través de sensores de temperaturas inalámbricos, validando así la consecución de algunos de los objetivos planteados en el proyecto europeo:

  • Reducción de un 50% del consumo de energía en su fabricación
  • Reducción de un 75% del consumo de energía en su vida útil
  • Reducción de un  60% del consumo de agua
  • Reducción de un 50% en la producción de residuos

Ya se ha validado, contando con el apoyo del laboratorio de Construcciones Arquitectónicas de la UIB, la conductividad térmica de la posidonia utilizada en la obra y, con ello, se ha conseguido uno de los objetivos planteados por el proyecto en el marco del programa LIFE. Para analizar la conductividad, se ha diseñado y desarrollado un instrumento de medida a partir de sensores de temperatura y flujo adaptados para la captura continuada. Este instrumento ha sido una parte importante de trabajo en la tesis del Doctorando Cristian Carmona, codirigido por los Doctores Joan Muñoz y Bartomeu Alorda. 

Como resultado del proyecto LIFE Reusing Posidonia se creará el primer edificio plurifamiliar con certificación de eficiencia energética A en las Islas Baleares, gracias al uso de materiales sostenibles como la posidonia. La experiencia de este proyecto tiene un valor adicional para la Unión Europea, puesto que es directamente aplicable a la región del Mediterráneo.

Fecha de publicación: 17/03/2017