Esta web utiliza galletas para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de dichas galletas y la aceptación de nuestra política de galletas.

Protocolo de intervención en enuresis infantil

La enuresis provoca que los niños se orinen de forma involuntaria y persistente durante el día y/o la noche cuando ya deberían tener control, sin existir indicios de patologías. 

La falta de control voluntario de la micción, especialmente durante la noche, es un trastorno común durante la infancia. Para que pueda establecerse un diagnóstico, los escapes de orina deben producirse a partir de los 5 años de edad que es cuando se espera haber alcanzado completamente el control visceral. Esta situación puede ocasionar problemas de autoestima, sentimientos de vergüenza, problemas de higiene ocasionados al mojar la ropa o las sábanas, e incluso puede limitar la participación del niño en determinadas actividades que impliquen dormir fuera de casa.

La enuresis no se trata de una enfermedad sino de una disfunción temporal cuya intervención es posible mediante un entrenamiento conductual y fisiológico apropiado. La UIB dispone de un equipo especializado en el tratamiento de la enuresis infantil que ofrece asesoramiento así como pautas específicas para padres y niños (control de rutinas, uso inapropiado de pañales, alimentación e ingesta de líquidos, reacción de los adultos etc.). Además, es posible alquilar el dispositivo Pipistop® que consiste en un pequeño sensor colocado en la ropa interior que activa una alarma y despierta el niño con las primeras gotas de orina. El uso de Pipistop® ha resultado ser eficaz en un alto porcentaje de casos con tratamientos de una duración de entre 4 y 12 semanas.