Uso de drones y otras técnicas de teledetección en gestión ambiental del territorio

Con las técnicas de teledetección se detectan y cuantifican los cambios espacio-temporales del territorio difícilmente perceptibles con el uso de otras herramientas

A partir de técnicas de fotogrametría digital automatizada así como otras tecnologías ópticas de teledetección como el lidar y cámaras multiespectrales, se construyen modelos digitales del terreno de alta resolución así como ortofotografía aérea, térmica y productos derivados como vigor de la vegetación.

Se permiten análisis geomorfométricos muy detallados para modelar procesos geomorfológicos como generación de flujos y erosión, de elevada utilidad en la detección de efectos antrópicos relacionados con estructuras de conservación de suelos (ie, colapso de terrazas agrícolas, conservación de sistemas de drenaje).

El grupo de investigación tiene instrumental de alta tecnología (drones y sensores) así como software especializado (GIS y fotogrametría). Además, el conocimiento científico contrastado en el análisis hidrológico y geomorfológico de los productos resultantes.

Este servicio se dirige a administraciones públicas y particulares en actividades económicas como la agricultura, la gestión forestal y los riesgos ambientales en sistemas geomorfológicos altamente activos (fluviales y costeros).

dron

NUESTRA EXPERIENCIA

El grupo ha colaborado con la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de las Islas Baleares para llevar a cabo el monitoreo de los procesos de erosión provocados por incendios forestales y para hacer análisis de la evolución de la vegetación bajo el efecto de diferentes técnicas de gestión post-incendio. Todo a través de la utilización de vehículos aéreos no tripulados.

 

También ha liderado el proyecto europeo EUFAR: European Facility for Airborne Research - FP7: Mediterranean HYdrological and HYperspectral monitoring of landscape Connectivity in contrasting Mediterranean insular catchments (Mallorca, España). Estos estudios están enfocados a (1) proporcionar información sobre vegetación, suelo y terreno mediante datos hiperespectrales y lidar, y (2) rastrear fuentes y caminos de sedimentos a través de estudios de huellas dactilares espectrales del terreno. La investigación del grupo se centra en tres cuencas: la pequeña cuenca de la Fuente de la Villa, afectada gravemente por los incendios forestales, y cuencas de tamaño medio como son la de San Miguel y la de Na Borges, todas situadas en la isla de Mallorca.

Estos estudios permiten mejorar la comprensión sobre la conexión entre los procesos biológicos y los procesos hidrológicos y geomorfológicos después del fuego en los ecosistemas mediterráneos. Esta información puede ser útil para desarrollar estrategias de gestión para la regeneración de los ecosistemas después del fuego.